Silencio, cuerpo, e historia en dos referentes del documental chileno